Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


PORTADA EL GUIÓN ROBERT MCKEE

“El Guión” por Robert McKee, de Alba Editorial

Inauguro la sección de reseñas de manuales con “El Guión” (“The Story“) de Robert McKee, amado por unos y odiado por otros (como suele ser habitual con los “gurús” de la creación narrativa).

“El Guión” es un libro extenso, completo y complejo, pero no por ello inaccesible.

Hay quienes lo consideran difícil de leer por su cantidad de páginas, lo cual es cierto (más de 500), pero el lenguaje que emplea McKee no es denso, ni usa frases farragosas, ni nada parecido.

De hecho, el texto está acompañado de gráficos que ayudan al entendimiento de las explicaciones.

Lo que sucede es que este manual trata prácticamente todos los puntos necesarios para crear una buena biblia (que no dossier de venta*), y lo hace con detalle, para que no quede nada en el aire, nada sin comprender.

* Si quieres saber más al respecto, lee:
“Diferencias entre Biblia y Dossier de Venta”

ROBERT MCKEE RETRATO

Aquí vemos a McKee posando como cualquier otro escritor que se precie.

A pesar de llamarse “El Guión” y estar enfocado al mundo cinematográfico, puede usarse para descubrir y ampliar útiles herramientas narrativas, independientemente del formato en el que vayamos a trabajar, sea cine, series, novela, cómic, etc.

Ahora pasemos al análisis de este manual:

El libro trata la creación de personajes a través de la complejidad psicológica de los mismos, sobre todo en cómo reaccionan y qué acciones llevan a cabo, para lo cual, McKee desglosa una gran cantidad de cuestiones interesantes.

Una de ellas es, por ejemplo, los 3 diferentes niveles de conflicto:

  • Conflictos Internos: El personaje y sus problemas emocionales, mentales o físicos.
  • Conflictos Personales: El personaje y sus problemas con otras personas de su círculo íntimo, como pueden ser familiares, amigos, amantes, etc.
  • Conflictos Extrapersonales: El personaje y sus problemas con el entorno físico (por ejemplo: la naturaleza), con estamentos o instituciones sociales, y con personas en sociedad (personas que están fuera de su círculo íntimo).

También hace mucho hincapié en diferenciar una buena construcción del personaje de una mera caracterización, que serían rasgos externos pero que no dotarían de profundidad, por lo que los relega a personajes de reparto.

Como no podía ser de otra manera, le da mucha importancia a la estructura, y analiza los tres tipos de trama en los que cualquier historia se puede enmarcar, que son:

  • La Arquitrama: Es la trama clásica, lineal, con un protagonista que busca activamente un objetivo donde la causalidad mueve la historia y el final es concluyente.
  • La Minitrama: Es la trama minimalista, dominada normalmente por un conflicto interno, con múltiples protagonistas, personajes que no buscan activamente un objetivo y un final abierto o no concluyente.
  • La Antitrama: Es la antítesis de la Arquitrama, siendo una trama que busca la no linealidad, que ofrece realidades incoherentes (aunque coherentes en la ficción que va tras esa incoherencia), y en la que la acción no se mueve por la causalidad sino por la casualidad, donde todo es posible.

Proporciona teoría para comprender los tres tipos de trama, e incluso anima a no encerrarse en una de las tres, sino a entremezclarlas a la hora de crear nuestras obras (una vez hayamos dominado la trama esencial, que él considera que es la arquitrama -y probablemente sea así, ya que la mayoría de historias se enmarcan dentro de ese tipo-).

Pero no se queda ahí, ya que habla de la división en actos de las historias, partiendo de la base aristotélica de los 3 actos (comienzo, nudo y desenlace), pero también analiza otras formas como por ejemplo las divisiones en 5 y 7 actos, que no dejan de ser variaciones de la división en 3 actos.

Y todo ello sin caer en dogmatismos relacionados con tiempos concretos del estilo “es obligatorio poner un giro en la página X para enganchar al espectador“.

De hecho, pone ejemplos en los que el detonante (que él llama “incidente incitador”*) se encuentra cuando la trama ya está bastante avanzada, y esto es así porque puede que la historia haya necesitado más tiempo para desplegar a los personajes, el mundo en el que transcurre, etc.

* Suceso que desequilibra la situación en la que se halla/n el/los protagonista/s, provocando que busque/n el equilibrio nuevamente. Puesto que el “incidente incitador” es lo que pone en movimiento la historia, suele ir al principio, pero hay excepciones (tanto en cine como en novela, cómics y demás), y McKee pone ejemplos tanto de unos casos como de otros.

Por supuesto, analiza y lista los géneros, con una visión más amplia de lo que cabría esperar, nombrando películas de que han roto moldes dentro de su género.

Y habla de muchas más cosas.

Algunas han sido controvertidas, como el uso de la voz en offSus detractores, intencionadamente o no, han malinterpretado lo que él explica, dando por hecho que McKee está en contra del uso de la voz en off, cuando no es así. Lo que hace es argumentar que no hay que abusar de esta herramienta, ni usarla como un truco más, sino que ha de emplearse adecuadamente, haciendo que la voz en off explique cosas relacionadas con la historia sin describir lo que el espectador ve en pantalla, ya que eso es redundante.  Si se lee el libro se comprende a la perfección que en ningún momento critica la voz en off, sino el uso erróneo que se ha hecho en algunas películas.

Otra de las quejas que he visto sobre este manual es que no nombra a tal película o a tal otra, cuando son obras maestras de la cinematografía. Pero eso no son críticas serias, ya que tiene más que ver con los gustos propios tanto del autor como del lector que lanza la queja.

Como he comentado previamente, en todo momento usa ejemplos para exponer lo que explica. Y son una cantidad inmensa. Pero es imposible contentar a todo el mundo, porque siempre habrá alguna película, director, guionista, escritor, etc. que no salga citado en este libro, igual que en cualquier otro libro.

Y la última queja, que ni siquiera tiene que ver con la calidad del propio manual y lo que se enseña en él, es que McKee no tiene una amplia ni reseñable carrera como guionista.

A lo que yo, dándole la vuelta a la cuestión, pregunto: ¿Acaso ser buen escritor es garantía de saber explicar, de forma comprensible y detallada, los métodos narrativos? Una cosa no excluye a la otra. Yo admiro a muchos guionistas y escritores, pero estoy seguro de que algunos no sabrían ni por dónde empezar a la hora de enseñar cómo escriben lo que escriben.

Así pues, es otra crítica vacua, ya que el libro y sus enseñanzas han de sostenerse por sí mismos, no por la trayectoria que haya detrás de quien lo escribe.

Y hasta aquí la reseña de este libro que recomiendo encarecidamente a cualquiera que desee iniciarse en la escritura de ficción, por los motivos ya expuestos.

Adquiere “El Guión” de Robert McKee (tapa blanda) en Casa del Libro
Adquiere “El Guión” de Robert McKee (tapa dura) en Casa del Libro
Adquiere “El Guión” de Robert McKee (tapa blanda) en Amazon

Antes de dar cierre a este artículo, os dejo con una curiosidad:

Robert McKee aparece como personaje de ficción en la película Adaptation” (“El Ladrón de Orquídeas”).

ADAPTATION MCKEE POR BRIAN COX

Fotograma de Adaptation, en el que vemos a Brian Cox intepretando al “gurú” del guión Robert McKee. De espaldas, Nicolas Cage haciendo de Charlie Kaufman (guionista real de la película) que pasa por problemas para adaptar una novela.


Gracias por leerme.

Hidalga Erenas
hidalga_erenas@hotmail.com


Hidalga Erenas (1981) estudió dirección y guión audiovisual.

Actualmente, además de conducir el blog Realidades AlterNarrativas donde expone teoría sobre la creación de ficción, imparte cursos de literatura y guión en Barcelona y área metropolitana, compaginando todo ello con la escritura y otros proyectos artísticos.

Consulta las clases particulares de escritura (presenciales en Barcelona, España; Vía Skype para el resto del mundo -en castellano) en Superprof


 

Anuncios