Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



Ésta es la primera parte de la entrevista a Juanjo Ramírez Mascaró.

Saltar a:
Parte 2 || Parte 3 || Parte 4 ||


JUANJO RAMÍREZ MASCARÓ

Juanjo Ramírez Mascaró disfrutando con su novela “Los vientos que te nombran”. || Foto por Hector Beltrán Gimeno ||

Juanjo Ramírez Mascaró nació en Sevilla, se crió en Fuerteventura y probablemente morirá en Madrid. Decidió que quería dedicarse a la escritura cuando era un niño, pero no se dio cuenta de ello hasta veintipico años más tarde.

Ha sido guionista en largometrajes como “Gritos en el Pasillo” (dirigido por él mismo) “” (dirigido por César del Álamo) y “Pixel Theory” (donde dirigió un capítulo y escribió tres).

En televisión ha escrito para programas de humor como “Vaya Semanita“, “Corto y Cambio” o “José Mota Presenta“.

En Literatura consigue engañar a gente maravillosa para que le permitan publicar en antologías y fanzines como “Vinalia Trippers“, “Black Pulp Box“, “Una Navidad de muerte” o “El Descrédito: Viajes Narrativos en torno a Louis-Ferdinand Céline“.

También editó por su cuentaLa Mierda” y “La Emperatriz De Los Insectos“, dos novelas que deberían prohibirse.

Como rareza, podéis descargaros un guión suyo que se llama “Reptiles del Espacio Exterior“.

Y, actualmente acaba de estrenar una novela titulada “Los vientos que te nombran”.

LOS VIENTOS QUE TE NOMBRAN PORTADA

Puedes adquirir la novela:

– Directamente a la editorial Maese Gato

– A través de Amazon

Realidades AlterNarrativas: Aunque la entrevista versará sobre la creación de historias en general, me gustaría que comenzaras hablando un poco sobre tu última novela. Que hagas un poco de publicidad. ¿Cómo vas con la promoción?

Juanjo Ramírez Mascaró: Me siento raro por varios motivos. En primer lugar porque no suelo sentirme cómodo vendiéndome a mí mismo. En segundo lugar, porque se trata de una novela que escribí hace 11 años y que, por carambolas varias, no se ha publicado hasta ahora.

Es el Juanjo de ahora haciendo de portavoz y de albacea del Juanjo de hace 11 años, que era menos cínico, más romántico. Si escribiese esa novela ahora la escribiría de un modo totalmente distinto, pero creo que es un cuentecito que necesita contarse de una forma más naïf, más de cuento, tal y como la contó el “yo” de once años atrás.

Ahora me toca defender decisiones que ni recuerdo, pero parece ser que a los lectores les gusta la novela tal y como está, así que apenas la he tocado en esta reedición.

R-AN: Interesante. Debe haber sido como un viaje en el tiempo, como verte a ti años atrás.

NOTA: Sobre el tema de la autopromoción, recomiendo el post “SPAM PA HOY Y HAMBRE PA MAÑANA” escrito por Juanjo en Bloguionistas.

R-AN: Ahora vamos a por la primera tanda de preguntas, relacionadas con la creación de personajes.
 

¿Cómo desarrollas a tus personajes principales? ¿Los desarrollas muy a fondo, con una extensa ficha, o comienzan de forma más simple y vas dejando que se vayan creando a lo largo del desarrollo de las tramas?

J.R.M: Hay quienes dicen que escribir consiste en “estructura, estructura y estructura”. No es mi caso. Para mí la estructura es importante, pero creo que los personajes lo son aún más. Si un personaje te cae lo suficientemente bien o lo suficientemente mal, estarás dispuesto a acompañarle a donde sea. Si amas a alguien no te importará acompañarle a la consulta del dentista.

001 LOS PERSONAJES SON IMPORTANTES

Pero no soy de hacer fichas, ni de planear esas cosas demasiado. Siempre me entra el miedo de que hacerlo con tanta premeditación convierta a los personajes en algo rígido. Es como cuando le pones braquets a las dentaduras. Acaban siendo dentaduras “adecuadas”, pero son todas iguales. No hay espacio para la sorpresa. Creo que esas “recetas rígidas” para crear personajes a partir de fichas, etc. consiguen personajes efectivos, pero los personajes realmente míticos, los que quedan en el recuerdo… quiero pensar que tienen también un componente intuitivo.

Prefiero que los personajes crezcan de una manera más orgánica y espontánea, mientras interaccionan con otros personajes y con la propia trama. A veces he descubierto cosas maravillosas sobre mis personajes justo cuando las estoy tecleando por primera vez en el guión.

002 PERSONAJES ORGÁNICOS

R-AN: Así pues, la idea es buscar ese personaje de forma que hasta el último momento pueda mostrar algo que desconocíamos.

J.R.M: Y me encantan los personajes que, por lo que sea, desprenden una magia especial aunque no sean personajes “de manual”.

Uno de mis favoritos es Jack Burton, el prota de “Golpe en la Pequeña China“, que apenas tiene arco de transformación, y apenas salva gatos, o los salva de la manera más chapucera del mundo.

R-AN: A mí también me cae bien Jack Burton. Es mítico, desde luego.

Siguiendo con el tema: ¿qué consideras que ha de tener un personaje para que resulte interesante?

J.R.M: Creo que esas recetas de “qué tiene que tener un personaje para resultar interesante” son un absoluto misterio. Ayer mismo vi una peli con mi novia. Yo empatizaba con el personaje, ella no.

Supongo que casi siempre ayuda que el personaje tenga defectos y un lado oscuro y bla, bla, bla. No voy a saber contarte nada nuevo sobre este tema.

003 MISTERIO RECETAS PERSONAJE

Aunque se trate de una visión muy “clásica”, a mí me suele gustar que los personajes tengan “asignaturas pendientes”, que los objetivos del personaje no sean sólo externos, sino que resuene en ellos el eco de los vacíos interiores del personaje. Ello no implica necesariamente que el personaje tenga que aprobar esas asignaturas. Me parece delicioso que en ocasiones suspenda, o que acabe decidiendo que ni siquiera le apetece presentarse al examen.

También me gusta manipular los resortes más primitivos del espectador, los más viscerales. Si se lo haces pasar suficientemente mal a un personaje durante mucho tiempo, es más fácil que el público empatice con él.

Algo que me suele pasar en las pelis de terror tipo slasher: Una víctima está a punto de morir. Tú como espectador ya has asumido que se la cargan, que es puro ganado, pura mercancía. De repente esa víctima se libra del golpe fatal haciendo algo ingenioso o inesperado. De repente se te cruzan los cables como espectador: deseas que esa persona sobreviva. Puede que haya algo incluso darwinista, de “selección natural”. Ese personaje ha demostrado que merece una oportunidad.

También me gusta que los personajes no expresen sus propias virtudes y sus propios conflictos. Prefiero que se intuyan o, como mínimo, que sea otra persona la que nos hable de ello (a ser posible sin que el personaje esté presente en esa escena).

Para mí es pura alquimia. Hay muchos ingredientes en juego.

004 PERSONAJES ASIGNATURAS PENDIENTES

Confieso que, a nivel personal, me agradan los personajes con diálogos ingeniosos y con cierta dificultad para expresar sus sentimientos. Me gusta el John McClane de la “Jungla de Cristal“, me gusta el Rick de “Casablanca“, me gusta la Lydia de “Bitelchús“.

También encuentro mucho magnetismo en antihéroes “crepusculares” como el Quinlan de “Sed de Mal“, el prota de “Sin Perdón” o el de “A propósito de Llewyn Davis“.

Si me pillas con el día tonto me ablandas con Amélie o con el Roberto Benigni de “La vida es bella“.

¡Es todo tan complejo! A veces voy a whiskys, a veces voy a cervezas. Si hace mucho calor incluso puedo ir a tintos de verano.

R-AN: Has hablado de personajes, en general. Y ahora te pregunto, sin buscar fórmulas de manual, ni nada parecido: ¿Qué hace, para ti, interesante -o divertido, si lo prefieres- a un personaje cómico? ¿O los tratas igual que a los personajes “serios”?

J.R.M: Sí. Las cosas que me intrigan o enternecen en un personaje “de comedia” suelen ser las mismas que en un personaje “serio”.

R-AN: Te estrenaste con “Gritos en el Pasillo”. ¿Cómo surgió la idea una historia protagonizada por cacahuetes? ¿Hay muchas diferencias entre escribir para personajes cacahuetes y para personajes humanos?

GRITOS EN EL PASILLO

Gritos en el Pasillo“, guionizada y dirigida por Juanjo es la primera -quizá la única- película protagonizada por cacahuetes. Y es de terror.

J.R.M: Surgió porque el 70% del rodaje lo teníamos que hacer entre dos personas: Alby Ojeda y yo. Queríamos hacer la peli en nuestra isla de Fuerteventura, y en aquellos tiempos no había en Fuerteventura mucha más gente que quisiese invertir su tiempo en hacer películas. Lo de los cacahuetes nos permitía hacer un rodaje de esa envergadura. Exigía muchísimo tiempo de preproducción, pero poca mano de obra.

También me interesaba muchísimo trabajar con algo tan inanimado, porque implicaba que toda la vida y gran parte de la expresividad la teníamos que inyectar nosotros con todo eso que se llama “magia del cine”: Realización, montaje, sonido. iluminación, atmósfera…

La principal diferencia entre personajes cacahuetes y humanos: Los humanos aguantan textos más largos, tienen más libertad de movimiento y son más fáciles de enfocar. Pero tampoco son perfectos, porque comen y tienen derechos humanos.

R-AN: Continuemos antes de que se organice un sindicato de cacahuetes actores y nos denuncie. jejeje

Los diálogos son siempre muy importantes, y los diálogos cómicos se suelen trabajar diferente. ¿Aunque estén pensados para hacer reír, hay que tomárselos en serio? ¿Algún consejo para escribirlos? 

J.R.M: Hay algo que considero importante en los diálogos cómicos, y se habla poco de ello: La musicalidad.

A veces los diálogos, sobre todo en comedia, están concebidos para funcionar con un tempo concreto, con cierta contundencia. Intenta remontar “Uno, dos, tres” de Billy Wilder ralentizando los diálogos y dejando espacios de silencio entre una frase y la contestación siguiente. Seguro que te cargas la magia.

No es algo con lo que convenga generalizar, pero muchas veces en los diálogos de comedia se diseña una especie de “tiqui-taca“, como en un partido del Barça o una exhibición de los Harlem Globe Troters.

Creo que gran parte de lo cómico reside en el ÉNFASIS. Si atiendes a la manera de contar los chistes de un buen monologuista advertirás que, de manera tácita e inconsciente, te están diciendo con cierto tipo de pausas, acentos e inflexiones “cuándo te tienes que reír”.

Diría que podemos aplicarlo a casi todos los tipos de comedia.

La comedia se escribe quizá con más precisión que el drama. Los diálogos están pensados para que aquí haya un énfasis, allí una pausa valorativa. Es el arte de enfatizar.

005 ÉNFASIS CÓMICO

Puede que es en USA lo tengan más dominado que nosotros. Aquí es muy fácil que actores y directores destrocen esa musicalidad y ese énfasis, pero bueno… normalmente los españoles tampoco dialogamos igual de bien que los yankies.

De un modo u otro, es peligroso improvisar con los diálogos en comedia. A veces una frase está construida para que el gag, el golpe, esté al final. Vas canalizando la intención de reír del público para que explote al final de la frase y pueda saborearla durante el silencio que viene a continuación. Y de repente les da por improvisar, construyen la frase de otra manera y sueltan la “información bomba” al principio, convirtiendo el resto de la frase en puro trámite.

Seguro que gente como Ignatius, como los Chanantes, como Javier Botet y David Pareja te hacen maravillas improvisando y diciendo las cosas a su manera. Pero ése es otro tipo de humor, y se trata de gente que lleva la comedia tan dentro de las venas que ya sabe manipular esos resortes de manera intuitiva.

En otro orden de cosas, creo que para escribir buenos diálogos de comedia es útil estar un poco “al pie de la calle”, saber cómo habla la gente, saber qué expresiones coloquiales definen a cada grupo social, a cada edad. Bueno, esto es útil para cualquier género, pero en comedia suele agradecerse especialmente la cercanía.

006 COMEDIA Y CERCANÍA

R-AN: Me gusta cómo defines los diálogos de comedia, en el sentido de que están, o deberían estar, más trabajados (al menos en un sentido del ritmo) que los de drama. Es algo que a veces se olvida, porque parece que la comedia no es un género serio.

Prosigamos con las preguntas.

Tanto en “Vaya Semanita” como en “José Mota Presenta” has escrito sketches para personajes ya existentes interpretados por actores que dejan su propio sello. Obviamente tiene que haber una sinergia entre el guionista y esos actores, así pues, la pregunta es, desde tu experiencia: ¿Cómo se enfoca ese trabajo? ¿Cómo se lleva a cabo? ¿Qué pros y qué contras tiene?

J.R.M: Es realmente interesante esa forma de trabajar. En programas de sketches hay una comunicación bidireccional entre los cómicos y los guionistas, una especie de partido de ping-pong, y los personajes surgen de esa interacción.

Por poner un ejemplo real: Escribimos un sketch en el que un actor aparece haciendo de poligonero*. Descubrimos que el actor lo hace de puta madre, así que escribimos más cosas con poligoneros. Notamos que gusta, así que decidimos ponerle nombre… y el personaje empieza a crearse de esa manera orgánica que mencionamos más arriba: Crece como una planta. El actor empieza a incorporar palabros de su propia cosecha y a los guionistas nos hacen gracia, así que nosotros también los adoptamos y los incorporamos a futuros guiones. O viceversa: Escribimos palabros y muletillas que el actor empieza a hacer suyos y recurre a ellos incluso cuando improvisa.

* Cuando Juanjo habla del personaje poligonero, está hablando de “el Jonan de Baraka” y, obviamente, de su amigo “el Txori”, aparecidos en el programa “Vaya Semanita” de ETB.

EL JONAN Y EL TXORI

A la izquierda vemos a Diego Pérez encarnando a “el Txori” y a la derecha, Javier Antón como “el Jonan de Baraka”, ambos personajes para los que Juanjo ha escrito sketches.

Todo esto ocurre en otros formatos de ficción, por supuesto, pero creo que en sketches es más exagerado, porque los sketches son más rápidos, la cadena de producción es más flexible… es mucho más fácil ir haciendo cambios “sobre la marcha”. Del mismo modo en que los insectos mutan más rápido porque se reproducen más rápido, los sketches evolucionan con más agilidad y con más posibilidad de interacción debido a que son más pequeñitos, más rápidos, más manejables. Las grandes series son destructores imperiales, los sketches son el Halcón Milenario.

El caso concreto de Mota es especialmente curioso. Él dirige y produce su propio show. Está muy encima de nosotros y aporta muchas cosas al guión. Cuando escribes para Mota haces trajes a medida, intentando escribir tal y como crees que a él le va a gustar decirlo. De todos modos es muy de improvisar. Suele modificar los textos sobre la marcha para hacerlos más suyos.

JOSÉ MOTA PRESENTA

José Mota en la presentación del programa de humor que lleva su nombre y en el que Juanjo trabaja como guionista.

R-AN: Para terminar esta primera parte de la entrevista, dedicada a los personajes, te pregunto: ¿Hay algún o algunos personajes para los cuales te gustaría escribir historias, sea de ficción, como Sherlock Holmes o Mortadelo, histórico como Jung, o alguien vivo como Spielberg? ¿Por qué? ¿Y en qué género lo meterías o qué tipo de historia te gustaría desarrollar con dicho o dichos personajes?

J.R.M: Lo cierto es que me gusta más inventar mis propios personajes.

He tenido que escribir sobre personajes reales por encargo, en más de una ocasión. No lo paso demasiado bien haciéndolo. Uno acaba respetando demasiado a esos personajes, de repente se siente esclavo de los hechos, de la verdad… aunque sepa -o piense- que la verdad absoluta no está al alcance de ningún ser humano. Por otra parte, cuando me han encargado escribir sobre gente que existe o ha existido, gravita sobre mí esa espada de Damocles del “quedar bien”. El propio director o productor se encarga de recordártelo: “No podemos meter esto, porque entonces fulanito se va a dar por aludido“.

No sé si me decidiría a escribir sobre alguien real por iniciativa propia. Alguna vez he estado tentado de escribir un biopic de Jose Alfredo Jiménez, el rey de las rancheras. Le admiro muchísimo y me fascina como personaje. Además, sé lo suficientemente poco de él para que el proceso de documentación fuese apasionante.

SHAOLÍN 1

(*) 1ª página del esquema de “Shakespeare Shaolín”, de Juanjo y Alby, que demuestra que hasta las ideas más rocambolescas necesitan un plan. || Clica sobre la imagen para ampliarla ||

Lo que sí me encanta es recurrir a personajes reales para hacer el gamberro. Hace años, Alby Ojeda y yo empezamos a esbozar una peli de acción y artes marciales: “Edgar Allan Ninja contra el Doctor Lovecraft”. Poe era experto en taekwondo e investigaba crímenes cometidos por primigenios monstruosos, liderados por un Lovecraft experto en kung-fu. También en esa época perfilamos la trama de “Shakespeare Shaolín”(*), otra historia de artes marciales en la que Hamlet regresaba de la tumba para vengarse. Mezclaba de una manera bastante retorcida personajes de Hamlet, El Rey Lear, Macbeth y Otelo. También estuve a punto de escribir una novela en la que un Pérez Galdós (también experto en artes marciales) luchaba contra unas vainas alienígenas controladas por Miguel de Unamuno. Iba a empezar como una novela costumbrista, un auténtico coñazo… y, de repente ¡ZAS! cambio de género y de tono.

SHAOLÍN 2

(*) 2ª página del esquema de “Shakespeare Shaolín”, de Juanjo y Alby, que demuestra que hasta las ideas más rocambolescas necesitan un plan. || Clica sobre la imagen para ampliarla ||

R-AN: Algunas ideas son realmente alocadas, pero después de ver el éxito de “Kung-Fury” yo no las descartaría. 

Con respecto a Sherlock, creo que pagaría para que me dejasen escribir un capítulo para la nueva serie (nota R-AN: titulada tal cual “Sherlock) de la BBC. Es probablemente la serie que más me ha impresionado en años.

R-AN: Una última pregunta que me ha surgido: ¿En ese hipotético capítulo de Sherlock de la BBC, habría artes marciales?

J.R.M: Jajajajajaja. No necesariamente. Ya te golpean suficiente esos capítulos de Sherlock con sus estructuras, sus giros, sus contestaciones lapidarias y demás.


Hasta aquí la primera parte de la entrevista, que comprende el bloque de preguntas relacionadas con los personajes.

– Saltar a la 2ª parte de la entrevista

Anuncios