Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



Ésta es la cuarta y última parte de la entrevista.
Debido a su extensión, se ha dividido en 4 partes.

Saltar a:
Parte 1 || Parte 2 || Parte 3 ||


En la primera parte de la entrevista con Javier Olivares, se trató el tema de los personaje, en la segunda se habló sobre las tramas de las historias, en el tercero se entró en los géneros, y en esta última parte se hablará de:

– LA CREATIVIDAD Y OTRAS CUESTIONES –

R-AN: ¿Necesitas un entorno especial para poder sacar ideas? ¿Música, una iluminación concreta, ir a una cafetería que ya conoces, silencio y aislamiento completo…? ¿O todo eso da igual, cuando uno tiene que trabajar, trabaja y punto?

J.O: Soy un maniático de mis espacios. Donde mejor escribo es en mi casa. Y con el pijama puesto.

Antes siempre con música, ahora no tanto. Sólo cuando ya estoy muy en faena. El problema de la música viene de temas personales. Desde la enfermedad de Pablo, me disturba más (muchos gustos parecidos, él me descubría casi todo lo nuevo. Había un llegado momento que dejaba de escribir y pensaba en otras cosas). Poco a poco lo voy superando.

Pero he trabajado en programas diarios que se emitían en directo, en series donde nos obligaban a ir al equipo de guionistas a la oficina (¡y con PC, yo que soy de Mac totalmente!). Eso me ha dado una disciplina de poder trabajar en cualquier sitio. Algo que a veces es muy necesario, en plató por ejemplo.

OLIVARES EQUIPO

R-AN: Has trabajado en equipo varias veces. Lo de trabajar en equipo también se da en el mundo amateur que aspira a profesional: varios amigos se juntan para escribir una idea. ¿Qué consejos darías a quienes hacen eso?

J.O: 1 – Es necesario trabajar en equipo.
2 – Es necesario que en ese equipo haya gente mejor que tú en algo en lo que tú fallas. Hay que trabajar con los mejores, no con aduladores.
3 – Es imprescindible que en ese equipo haya mujeres y hombres.
4 – Y también que haya edades distintas.

Pero yo sólo creo en equipos pequeños, de 4 personas máximo. No creo en las factorías de ficción. Mi modelo es Dinamarca o Inglaterra, más de autor.

OLIVARES MODELO AUTOR

R-AN: ¿Es necesaria una jerarquía?

J.O: Sí. Es necesaria un jerarquía. Si me llamaran para trabajar en equipo como guionista raso de una serie creada por otro (y lo he hecho después de ser productor ejecutivo) soy MUY disciplinado y procuro encajar en el estilo de quien manda. La serie es del que la crea y tienes que seguir SU estilo. No confrontarlo con el tuyo. Es una pelea que demuestra poca profesionalidad. Ojo, no se trata de que renuncies a tu estilo, sino de que lo encamines hacia lo que se te pide.

R-AN: ¿Cómo hay que hacerlo para que no haya roces?

J.O: ¿Roces? Los hay, por supuesto. Porque lo que creas lo expones a análisis de otros. Y eso es siempre duro y los guionistas sabemos mucho de eso, más que nadie en este mundillo. Creo que si diriges un equipo hay que ser lo firme que se necesite ser, pero eso no implica que seas maleducado o que grites. Odio a la gente que grita y que no razona. No puedo trabajar con ellos. Yo no he gritado nunca en una sala de guión. He gritado más en los despachos (y luego, muy a menudo, me he arrepentido de eso: No hay que perder el control nunca, y gritar es perderlo). Yo defiendo a mis guionistas a muerte. Pero el autor es el autor y el productor ejecutivo, el productor ejecutivo. Y hacer guiones no es hacer amigos para irse de copas. Ni un concurso de simpatía, como un día nos dijo a Anaïs Schaaff y a mí, Soren Sveistrup (el creador de Folbrydelsen). Es tener un objetivo que cumplir y cumplirlo. Pero para cumplirlo hay que escuchar antes de decidir. A todos y con respeto.

OLIVARES GUIONES IRSE DE COPAS

R-AN: ¿Usas algún método, consejo o ejercicio, para mantener engrasada la maquinaria de la creatividad, en tiempos de sequía? ¿Algo para superar los bloqueos? ¿O eso de los bloqueos es para los que tienen tiempo libre?

J.O: No. Cuando me quiero relajar, paseo, veo fútbol, veo series, duermo, o me voy de compras.

Bloqueos siempre hay. Yo tardo mucho en empezar a sudar. Luego escribo rápido. Pero tardo en calentar motores.

OLIVARES ESCRIBIR OBJETIVO

R-AN: ¿Hubo una obra de ficción concreta que te marcó para decir “me gusta tanto que yo quiero dedicarme a esto”?

J.O: Crecí viendo la televisión. Recuedo series como las de Armiñan, una de Marsillach con José Orjas, “Curro Jiménez”, “La Cabina”, Diego de Acevedo, “Estudio 1”, “Historias para no dormir”, etc. Y luego “Más allá del límite”.

Cuando fui creciendo vi series que me marcaron, como “Doctor en Alaska” o “Hill Street Blues” [AKA: “Canción triste de Hill Street”]. Pero quien más me impresionó, más que para empezar a escribir y para seguir haciéndolo, fue Dennis Potter. Sin él, la ficción británica no sería lo que es. Ni de lejos.

Desde crío tengo dos influencias vitales esenciales:

– Serrat (por él, me dio por estudiar catalán con 15 años).
– Y el Atlético de Madrid.

Esos son mis referentes insustituibles. Mi escuela sentimental. Un día (ya con 34 años; Empecé a escribir guiones a los 37), tuve que entrevistar a Serrat y me temblaban hasta las piernas. Nunca me había pasado… y ya llevaba hechas unas cuántas [entrevistas].

En cine, recuerdo un cinefórum que había en mi colegio. Me vi todo Bergman con 15 años. Me quedé loco con “Fresas Salvajes”. Mis primeros veranos en Benidorm (nada que ver con el actual), también hicieron que pensara en dedicarme a contar historias. Allí podías entrar al cine aunque fueras menor. Iba a dos películas diaras, durante los dos meses que allí estaba. Y fueron muchos años. Vi cosas como “El volar es para los pájaros”, de Altman, que me impresionó mucho. O “Mi vida es mía”, de Bob Rafelson, “El Mensajero” de Losey, “A quemarropa” con Lee Marvin y Angie Dickinson (nunca la olvidaré por motivos muy íntimos y personales), “Toma el dinero y corre” (que me parece de lo mejor de Woody Allen), “Cabaret”… Vi todo esto antes de cumplir los 17 años. UN LUJO.

En literatura, mi hermana Rosa compraba todo. Leí muy de crío a Kafka y a Borges. También a Sábato y Cortázar. “El Árbol de la Ciencia” de Baroja me dejó impactado. Pero también leía a Silver Kane y a Keith Luger, eh… novelas que las leías y cambias luego por una peseta. Pero hay debilidades que no puedo dejar de nombrar, porque, unos años después, me han marcado desde joven (no sé si como escritor, pero sí como persona), como Salinger o Boris Vian (sobretodo “La Espuma de los días”). Como la serie de la Guerra Civil de Max Aub (mi novelista español preferido, sin duda), poetas como Félix Grande o Salvat Papasseit, o los sonetos de Shakespeare.

En teatro, soy un fan de Brecht, de Shakespeare y de las traducciones que de él hacía José María Valverde. Con 18 años casi debuto como actor en el montaje del “Tío Vania” de Chejov que dirigió [William] Layton. Chejov me dejó marcado para siempre. Hasta llevaba en el abrigo una chapita con su cara que les compré en Recoletos a unos rusos que vendían gorros militares y toda esa parafernalia. Y creo que “Así que pasen cinco años” de Lorca y “Luces de Bohemia” de Valle Inclán son las cotas máximas de nuestro teatro, junto con “Las bicicletas son para el verano” de Fernán Gómez. Y Jardiel Poncela, por supuesto: su novela “La tourné de Dios” es maravillosa.

Todo esto que te digo es hasta tener 20-21 años. Ya más mayor, en teatro (para mí, la base de todo) he leído pocas cosas mejores y que me inspiraran tanto como el “Rock & Roll” de Stoppard, “Kvetch” de Berkoff, o “Dakota” de Galcerán… Y creo que es difícil dialogar mejor que Neila LaBute.

No sé si soy algo. Pero tengo claro que sin todos ellos, que me abrieron los ojos y adiestraron mi mente y mis emociones, no escribiría una mierda.

KUBALA, MORENO I MANCHÓN

Kubala, Moreno i Manchón” -encarnados por Jordi Martínez; Marc Cartes y Núria Gago– es otra serie creada por Javier Olivares (junto a Anaïs Schaff) que ha recibido el aplauso tanto de crítica como de público, en este caso, en Cataluña. La mezcla de drama, humor y tramas detectivescas, le dieron un toque personal. El título de la serie muestra una de las grandes pasiones de Javier: el fútbol.

R-AN: Pues hasta aquí la serie de preguntas. Ha sido una entrevista extensa, espero que te haya gustado tanto como a mí, porque creo que es muy didáctica, has arrojado luz en temas que son interesantes respecto al trabajo del creador de historias.

¿Algo que quieras añadir? ¿Algún último consejo, algo que creas que te has dejado en el tintero?

J.O: Solo darte las gracias. Y desear que una nueva generación de guionistas aparezca y que la dejen aparecer. La necesitamos. 

R-AN: Muchas gracias a ti, por tu tiempo y por prestar parte de tus conocimientos en este blog, Javier.


Y con esto, cerramos la entrevista a Javier Olivares. Como siempre, muchas gracias por leer Realidades AlterNarrativas.

Hidalga Erenas
hidalga_erenas@hotmail.com


Volver a la 3ª parte de la entrevista

Anuncios