Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



Ésta es la tercera parte de la entrevista.
Debido a su extensión, se ha dividido en 4 partes.

Saltar a:
Parte 1 || Parte 2 || Parte 4 ||


En la primera parte de la entrevista con Javier Olivares se trató el tema de los personaje, en la segunda se habló sobre las tramas de las historias, ahora pasemos ahora al siguiente tema:

– LOS GÉNEROS –

R-AN: ¿Cuáles son tus géneros predilectos, y por qué? ¿Qué te transmiten o por qué te llaman?

J.O: Como espectador, el género histórico, el policíaco y tengo una debilidad especial por el fantástico y la ciencia ficción. Pero cualquier género me engancha si está bien hecho. Una de las últimas temporadas en TVE de “Amar en Tiempos Revueltos” me tenía pegado a la televisión, sin ir más lejos.

De todos modos, creo que desde hace décadas nuestros tiempos se definen por la mezcla, por lo ecléctico y por la deconstrucción de géneros clásicos. Quiero decir que igual que las series (buenas) de ahora lo son porque manejan varios conflictos y no uno solo (como antes), también lo son por la mezcla de géneros. ¿Qué es “Blade Runner”? ¿Ciencia ficción? ¿Policíaco? ¿Metafísica? Y es una obra maestra. La primera temporada de “Homeland” narraba la historia de un héroe que era un traidor (magnífico tema), pero no contaba sólo eso, también contaba la situación mental de la otra protagonista. Cualquiera de estos temas daba antes para hacer una serie. Ahora con un solo tema no basta. Les “Revenants” es género fantástico / terror… pero lo es desde lo emocional y la cotidianidad rota de sus personajes. “Dos metros bajo tierra” es la deconstrucción del melodrama clásico llevado a una empresa funeraria… “Los Soprano” no es una serie solo de gangsters, es la serie de un gangster que va al psiquiatra. De “The Wire”, ni hablamos porque daría para varios tomos. “Broen” es género negro, pero también un paisaje del choque de dos culturas de pueblos vecinos y de la sociedad. Danmarks Radio pone como condición para las series que produce que “sitúen al espectador danés en el tiempo que viven” (sic). Por eso hacen “1864” y hacen un paralelo con la muerte de un soldado danés en Afganistán. Por eso son grandes series, porque atacan varios frentes.

OLIVARES FICCIÓN ACTUAL

R-AN: Has tocado el género histórico / de época con “Isabel” y “Víctor Ros”, y ahora en “El Ministerio del Tiempo” los mezclas con la ciencia-ficción. ¿Cuáles son las claves para adaptar lo histórico a la ficción y conseguir que esa ficción sea fiel a la época que retrata y sus acontecimientos y, a la vez, entretenga?

J.O: Lo primero en una serie histórica es que sea rigurosa y esté documentada. Luego, ordenar las cosas. En “Isabel” fue fácil: la Historia nos daba casi todo hecho.

En “Víctor Ros”, como soy un maniático de la Historia, re-documenté todo tras leer las novelas. Y me di cuenta de que había cosas que por fechas, o no me cuadraban o harían más difícil la comprensión del público. Es curioso, “Víctor Ros” daría para una second screen tanto como Isabel [nota: una second screen es una segunda pantalla -ordenador- que en “Isabel” contaba datos históricos reales en los que se basaba cada capítulo]. En las novelas ya había esa huella de lo social, de lo histórico… Y redoblé su valor con cariño hasta convertirlo en “otra trama” que zarandeaba la vida de los personajes. porque uno es lo que es y en la época que vive.

“El Ministerio del Tiempo” es una fabulación sobre la base de personajes y hechos históricos ciertos. Pero es una de aventuras y de género fantástico… Pero es (como te comenté -nota R-AN: en la 2ª parte de la entrevista-), para que se me entienda, más como “Time after time” de 1979, de Nicholas Meyer (aquí traducida como “Los Pasajeros del Tiempo”) o la novela de Tim Powers, “Las puertas de Anubis”. Hay aventura y hay trama personal. Mucha. Yo la tendría si viajara por el tiempo. Volvería a hablar con mi padre del Atleti y de que le recuerdo con cariño. O con mi hermano Pablo de todas las cosas de las que hablábamos y ahora no podemos. Porque por un lado está salvar a Lope de Vega o a El Empecinado de que mueran antes de tiempo para que no cambie nuestra Historia. Pero hay otra historia, con minúsculas, que es la de los personajes, que es como la tuya y la mía si nos preguntaran qué haríamos si pudiéramos viajar por el tiempo.

Que esas tramas interesen al público creo que depende, como te acabo de dejar claro, de que emocionen. Porque el que se emociona, piensa. Es la filosofía más profunda y popular que conozco: la emoción.

R-AN: Así pues, se trata de sacar de hechos históricos aquellas emociones que puedan llegar al público.

J.O: Emoción y épica. Y personajes reales. la Historia te da mucho trabajo hecho.

ISABEL Y FERNANDO

En la imagen vemos a Isabel I de CastillaMichelle Jenner– y a Fernando II de AragónRodolfo Sanchode la serie Isabel, creada por Javier Olivares. Un éxito de crítica y público, con entretenidas tramas, personajes interesantes y conflictos atractivos, respetando siempre el rigor histórico.

R-AN: Has adaptado la serie de Isabel a novela y también has adaptado de género literario a audiovisual, con Víctor Ros. ¿Qué requiere ese proceso? ¿Te es más fácil adaptar a audiovisual algo novelado, o a la inversa?

J.O: Requiere re-escaletar y dotar a cada disciplina de las reglas que la definen. No puedes hacer una novela sólo dialogando… aunque me gustan los escritores anglosajones, que dialogan más que describen, y que cuando describen generan imágenes.

Llevo más años escribiendo guiones o teatro que novela, y eso se nota. Mucho. Soy un aprendiz de todo, pero de escribir novela, mucho más. Pero tengo ganas de aprender.

Sin duda, me es más fácil adaptar una novela a ficción audiovisual que al revés. Es con lo que más me divierto. Mis primeros trabajos en teatro fueron adaptar “Tristana” de Pérez Galdós y “Pantaleón y las visitadoras”, de Mario Vargas Llosa. Y adapté para el grupo de teatro que tenía numerosas obras inglesas. Me encanta adaptar. Es maravilloso.

OLIVARES ESCRIBIR VERDAD

R-AN: ¿Qué es lo que tiene el adaptar, para que te encante tanto? No es algo habitual.

J.O: Me encanta, sin dejar mi estilo, adaptarme al de otro autor. Ser camaleónico. Estudiar el trabajo de otros, intuir por qué escribe eso o lo otro. Como historiador y luego documentalista en una revista de arte, ese trabajo de búsqueda me apasiona casi tanto como escribir. Es meterme en el mundo de otro. Y eso siempre enriquece.

OLIVARES ALGO QUE CONTAR

R-AN: ¿Un género que aún no hayas tocado, pero que te gustaría tocar?

J.O: He hecho sitcom, sketchs, drama, comedia, serie negra (cotidiana, con detectives de los de verdad como en “Kubala, Moreno y Manchón” o “Robles investigador”), ahora fantástico… Sólo me queda el musical, y una serie diaria, que es lo más difícil, sin duda.

No sé… Sí, me gustaría hacer otra vez serie negra mezclada con temas políticos. Eso es lo que más me apetece ahora.

O de unos Soprano a lo español. Que los hay. Pablo tenía una idea muy buena al respecto, que prefiero no desvelar.

Lo que sí es cierto, es que tras una serie de género fantástico y tan compleja como “El Ministerio del Tiempo”, te dan ganas de hacer algo distinto, más realista (y eso que en el Ministerio hay mucho de realidad emocional, ya lo verás). Supongo que si ahora hiciera un “In treatment”, lo que me apetecería luego es hacer más de “El Ministerio del Tiempo”.

OLIVARES ESCRITOR SEÑA IDENTIDAD

R-AN: Por último, ¿algún consejo para aquellos escritores que no han conseguido vender un guión -pensemos que no lo han vendido porque se sale de los parámetros que buscan las cadenas- y están pensando en adaptarlo a novela?

J.O: ¿Consejos? Que lean. Mucho. Y que lo que lean lo asimilen antes de escribir luego. Eso es lo que he hecho toda mi vida, aunque no sé si mi vida y mi trabajo es ejemplo de nada, creo que no.

Y que escriban desde la verdad, y luego tengan su estilo y no al revés. Que cuanto más hondo se inspiren en su propia alma, más lo va a entender todo el mundo. Y que NUNCA se consideren más listos que el lector al que se dirigen.

Pero escribiendo guión o novela, lo que todos (empiecen o no) necesitan, es algo tan evidente como tener algo que contar. En los tiempos que vivimos es muy difícil escribir nada nuevo (casi todo está contado). Pero un buen escritor está obligado a escribir algo diferente. Y eso solo se consigue con tus propias señas de identidad.


Hasta aquí el bloque de preguntas relacionadas con los géneros.

Saltar a la 4ª parte de la entrevista

Volver a la 2ª parte de la entrevista

Anuncios